Publicado 21 de enero de 2019 por admin

En Malco Rent a Car lo tenemos clarísimo: Sí. Alquilar una furgoneta es una opción económica para cambiar de casa, mucho más viable que volverte loco haciendo viajes con el coche y mucho más rentable que recurrir a una empresa especializada en mudanzas. Pero organizar nuestra propia mudanza requiere algo de planificación y, en ocasiones, de ayuda de otras personas si también vamos a mover los muebles.

Estas son las preguntas que debemos hacernos antes de tomar una decisión:

 

1. ¿Qué voy a trasladar?

No es lo mismo hacer un traslado a una casa de verano que mover todos los contenidos de una casa, muebles incluidos. Un traslado se puede organizar en poco tiempo, pero una mudanza va a requerir mejor planificación y organización.

Para un traslado sin muebles o con muebles pequeños podrás organizarte bien con nuestras furgonetas de menor tamaño. Si, en cambio, tienes previsto trasladar muebles más voluminosos como un sofá o un armario de grandes dimensiones, necesitarás más espacio de carga. Haz un listado de lo que has de trasladar y de los volúmenes máximos a la hora de decidir cuál es el vehículo que más te conviene.

 

  1. ¿Cuánto tiempo necesito para el traslado?

Ese listado de todo lo que has de trasladar es fundamental para poder organizar el tiempo de la mudanza. Si piensas hacerla en varios días puedes aprovechar el primer día para mover las cajas y los objetos más pequeños. De esta forma, después tendrás más espacio y más libertad para sacar de casa los más voluminosos. Eso sí, no olvides dejar las cajas bien organizadas en tu nuevo hogar para que luego no estorben al hacer la segunda parte del traslado. Con el tiempo aproximado para la mudanza, podrás decidir si necesitas la furgoneta uno, dos o tres días.

 

  1. ¿Tengo un lugar donde aparcar?

Debemos tener en cuenta si en ambos puntos de la mudanza tenemos posibilidad de aparcar porque, en el caso de contar con aparcamiento, necesitamos saber las alturas máximas para poder elegir una furgoneta acorde. Siempre es una opción utilizar la calle para realizar las tareas de carga y descarga y, en este sentido, aprovechar fines de semana o festivos porque a veces es más fácil encontrar huecos libres para poder descargar con más calma.

 

  1. ¿Qué capacidad de carga tengo?

Tenemos claro que queremos hacer la mudanza nosotros mismos pero… ¿podemos? Según el peso que vayamos a cargar es posible que tengamos que pedir la ayuda de amigos o familiares y es muy importante acordar con ellos la fecha de la mudanza para poder hacerlo todo de la forma más ágil posible. Una mala planificación nos puede llevar a vernos con furgoneta pero sin brazos que nos ayuden con las cargas más pesadas.

 

Una vez hayas respondido a todas estas preguntas puedes ya tener claro si estás en condiciones de afrontar tu propia mudanza: Dispones de ayuda, sabes exactamente lo que tienes que mover y los recursos con los que cuentas para hacerlo. Ahora es cuestión de decidir cuál es tu furgoneta y ponerte en marcha.

 

Reservas y Consultas
 964 53 87 52
Reservas y Consultas 964 53 87 52