Publicado 12 de septiembre de 2018 por Jose Ramón Hernández

Si lo que buscas es salir de la rutina, vivir una experiencia diferente y sentirte libre, ¡no lo pienses más! Junta los días que te queden de vacaciones, ajusta agendas con los tuyos, alquila tu camper en MALCO y ¡échate a la carretera!

 

 

Desde hace tiempo lo veníamos pensando y a finales de agosto nos decidimos y alquilamos una camper en MALCO. El precio está en la línea con lo que he visto en otras partes para alquilar y MALCO nos inspiró más confianza por las valoraciones que tenían en Internet. Era una Volkswagen California muy nueva, con cama para 2 personas abajo y otra un poco más grande arriba. Si son niños, podrían dormir hasta 3. La furgoneta tiene 5 plazas en total. Nosotros viajábamos 2 niños de 7 y 4 años, mi pareja y yo.

MALCO te facilita una lista de sugerencias para tu viaje, ya que los novatos como nosotros no vemos muchas cosas que luego en destino echas en falta. ¡Las almohadas es fundamental cogerlas de casa!

Reservamos en el Camping La Fresneda, ubicado en el bonito pueblo de la Fresneda en la comarca del Matarraña. Esta zona es preciosa, la llaman la nueva Toscana, y abarca desde Morella hasta el Ebro, justo detrás del macizo de Els Ports. Los paisajes entre olivos y viñedos son preciosos, los pueblos son encantadores y hay multitud de zonas para tomar el baño.

El camping está regentado por un matrimonio de holandeses y es totalmente diferente a cualquier camping convencional. Prácticamente es casi una acampada libre en la montaña. Las parcelas son muy amplias y reina el silencio y la tranquilidad.

Llegamos el viernes por la tarde y después de hacer el check-in con su bebida de bienvenida “montamos el campamento”. La furgoneta es sencilla en cuanto a manejo y a uso de los elementos propiamente “campistas”. El piso superior se despliega en cuestión de segundos, así como las sillas, la mesa, etc. Quizá lo más costos es organizar los propios tratos que llevamos, como la comida y los enseres personales.

En la furgoneta de alquiler hay sitio de sobra para los trastos de 4 personas, pero es recomendable llevar una pequeña tienda cortavientos, o algo parecido, para tener como un armario auxiliar fuera, para dejar cosas que no necesitas como las sillas de viaje de los niños.

En una zona aledaña al camping hay un pequeño parque libre con tirolinas y otros divertimentos para los peques, aunque la gran diversión para ellos era la gran novedad: la furgoneta casa, la caravana camper. Yo creo que solo aparcando el vehículo en la puerta de casa ya se lo habrían pasado bomba. Para ellos el subir, bajar, salir, entrar y pensar que iban a dormir ahí dentro fue tan emocionante como la mejor de las aventuras que se pudieran imaginar.

En el camping te asesoran muy bien sobre lo que hay que ver y hacer en la zona. Nosotros fuimos el sábado por la mañana a Horta de Sant Joan, allí hay una empresa llamada Montsport que alquila toda clase de bicis y accesorios. Allí cogimos un cuadriciclo para toda la familia y nos dispusimos a hacer la bajada de la Vía Verde. Digo bajada, porque aunque suena raro, te pegas 25 kilómetros sin pedalear, ¡es todo el camino cuesta abajo! El viaje es genial, te puedes ir parando a tomar algo en los pueblos y a pegarte un baño en algún río. Cuando llegas al destino, te recogen en una furgoneta de alquiler y te llevan de vuelta al lugar de inicio.

Por la noche, en el camping, degustamos una paella de campo al estilo holandés que no estaba nada mal. La terraza para cenar que tienen en el bar es idílica.

Al día siguiente fuimos al pantano de Pena, que está delante de la población de Valderoures, uno de los pueblos más bonitos de España, con un Castillo singular y muy recomendable para visitar.

En el pantano hay merendero y se puede alquilar patines y kayaks. El agua es cristalina y además no está para nada fría. Después de comer volvimos a abrir la furgoneta en los aledaños del pantano y nos echamos una siestecita, aprovechando que siempre que no excedas el perímetro de la furgoneta y esté bien aparcada puedes hacer lo que quieras dentro de tu zona privada.

Por la tarde ya recogimos y nos volvimos para casa, con la alegría de lo bien que lo habíamos pasado en familia, sobre todo los más peques, y con ganas de poder repetir el plan en cuanto se presente otra ocasión.

 

 

Reservas y Consultas
 964 53 87 52